1. pl
  2. es

22.02.2014. Otra vez nos costó mucho despertarnos. A pesar de dos días en Sydney y un día completo en Nueva Zelanda el jet lag no se rindió. Al fin y al cabo eran 12 horas de diferencia horaria con Polonia. Pusimos el plan del día completamente patas arriba, nos levantábamos cuando nuestras familias se iban a la cama. Nos sentimos como si estuviéramos realmente caminando por el mundo cabeza abajo.

Pero la adrenalina de estar en Nueva Zelanda y de que hay tantos lugares extraordinarios por delante de nosotros nos ayudó mucho. Desayunamos, desmontamos la tienda y nos fuimos. Dejamos Dunedin, la segunda ciudad más grande de la Isla del Sur, y fuimos en busca de hermosos paisajes y fauna inusual en la Península de Otago. Como de costumbre, pasamos mucho más tiempo allí de lo que habíamos planeado originalmente y ya era bastante tarde cuando partimos hacia nuestra siguiente destinación y nos quedaban casi 300 kilómetros por recorrer.

Y justo cuando salíamos de la zona de Dunedin, vimos una de las playas más hermosas de Nueva Zelanda. Todo era perfecto: acantilados verticales, hierba quemada por el sol, cielo azul y agua turquesa. Y un camino que conduce hacia abajo. El paisaje capturado parecía un lugar listo para una película de cuento de hadas.Encontramos una entrada a un túnel que lleva a la playa y del cual la playa tomó su nombre. A nivel del océano la vista era tan mágica como desde arriba. Poderosas olas se precipitaban a través de las rocas que sobresalían del agua, y el agua caliente nos lavaba los pies. Nunca hay tiempo para quedarse en el paraíso por más tiempo... Nos dirigimos al norte.

 

Notas de foto

ubicación 7,5 km al sur de Dunedin, Nueva Zelanda
trípode / a mano a mano
ISO 100
apertura f9
tiempo de exposición 1/80 s

LA HISTORIA DE UNA FOTO - EL TÚNEL AL PARAÍSO

01 June 2020

CONTÁCTENOS

INFO@TOLECIMYDO.PL

+48 515 171 666

NEWSLETTER